miércoles, 25 de noviembre de 2009


Madrid, deshabitado como mi colchón, el verano que me hizo mayor y ella que ya no llama. Tanta ciudad y tan poco por hacer,gente que sueña su siesta y mira por la ventana. Gente que miente por un trozo de calor, que reza porqué pare el ascensor atrapado contigo. Madres que pierden a sus hijos al nacer, buscando entre tus piernas lo que ayer han dado por perdido. Kilómetro cero respira en el centro de la ciudad, el alma que se despierta al escapar. Kilómetro cero, comienzo de los días que han de venir, la lluvia que se derrama por tí. Bares en los que la calma y la cerveza salvan nuestra vida, y mi cabeza soñando estar bajo de tu ropa. Promesas que se dicen en la calma, luces que se clavan por la espalda.Bajo las ruedas mi mala sombra arrojaré, quizás interprete ese papel en el que soy tu abrigo

1 comentario:

  1. Gracias por pasarte por mi blog...
    Bonito texto el tuyo...

    Besos

    ResponderEliminar

Gracias por dejar vuestra opinión,
unbeso♥